Actividades JPSUV / Comunicados / Internacionales

1.jul.2010 / 04:09 pm / 1 Comentario

Considerando,

Que en el año 1983 el Gobierno de la República Islámica de Irán solicitó formalmente la ayuda del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) para la producción industrial del dióxido de uranio (utilizado en las barras de combustible nuclear), ayuda que inicialmente fue suministrada hasta que el Gobierno de los Estados Unidos de Norte América intervino directamente para imponer el cese de transferencia de tecnología al programa de energía nuclear iraní.

Que en el año 1987 el reactor nuclear de Bushehr fue parcialmente destruido por el ejército iraquí, por lo cual el Gobierno de la República Islámica de Irán reclamó oficialmente ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) la inacción de la OIEA en relación a la mencionada agresión y el uso de misiles franceses en el ataque, y la OIEA nunca ofreció repuesta al Gobierno Iraní.

Que en el año 2003, el Gobierno de la República Islámica de Irán aceptó someterse a la “Declaración de Teherán”, en la cual el gobierno persa decidió cooperar con la OIEA y firmar un protocolo adicional de medidas de confianza y autorizar inspecciones a sus instalaciones nucleares.

Que en el año 2004, el Gobierno de la República Islámica de Irán suspendió voluntariamente el enriquecimiento de Uranio (el enriquecimiento no es una violación del Tratado de No-Proliferación), respondiendo a las solicitudes de la Unión Europea (UE), y que a raíz de la violación del Acuerdo de Paris por parte de la UE al demandar el cese de todas las actividades de enriquecimiento, el Gobierno Iraní continuó el mismo en el año 2005.

Que en el año 2006, los países miembros de la OIEA como el Reino Unido, Alemania, Francia y los Estados Unidos decidieron entregar un informe condenando al Gobierno de Irán por sus actividades de enriquecimiento de Uranio al Consejo de Seguridad de la ONU, alegando que los rastros de Uranio enriquecidos al grado utilizable para armas (weapons grade) encontrado en un reactor iraní en el año 2005 constituía suficiente prueba de la naturaleza bélica del programa nuclear persa, aún considerando que se demostró claramente que los rastros mencionados provenían de un centrífugo pakistaní y que no fueron producidos por Irán.

Que en el año 2007, un informe de la Agencia de Inteligencia Estadounidense descartó definitivamente que el programa nuclear iraní pueda permitir el desarrollo de armas nucleares, en los años inmediatos; lo cual no permite la obtención del apoyo que el gobierno del Presidente George Walker Bush buscaba para condenar a Irán. A pesar del informe mencionado, el gobierno estadounidense sigue afirmando que Irán y su programa son una amenaza para el mundo y para Medio Oriente.

Que el 17 de mayo de 2010, los Presidentes de Irán y Brasil, junto al Primer Ministro de Turquía, Mahmoud Ahmadinajad, Luiz Inacio Lula Da Silva y Recep Tayyip Erdogan, respectivamente, firmaron un acuerdo para el canje de uranio iraní por combustible nuclear enriquecido a 20 por ciento en territorio turco, a fin de superar la crisis generada a partir de la política de enriquecimiento de uranio de Teherán, acuerdo que fue rechazado por el gobierno de los Estados Unidos sin justificación.

Que en el 9 de junio de 2010, el Consejo de Seguridad de la ONU, impulsado por el Gobierno de los Estados Unidos y sus aliados europeos, impuso un nuevo cuerpo de sanciones contra Irán, el cuarto desde que empezó la polémica en torno a su programa nuclear. Las sanciones amplían el embargo de armas que rige sobre Teherán, autorizando inspecciones en alta mar de embarcaciones que puedan llevar mercancías a Irán. Dichas sanciones fueron reforzadas por otras impuestas por la UE (17 de junio), establecidas fuera del marco de la ONU para evitar el rechazo ruso y chino en el Consejo de Seguridad de la misma, y que prohíbe las inversiones de empresas de países de la UE en proyectos de petróleo y gas, así como las transferencias de tecnología y equipos para este sector clave en la economía iraní. Igualmente, el Senado estadounidense (24 de junio) impuso mas sanciones contra la República Islámica de Irán, con el objetivo de impedir la importación de gasolina al país persa.

Que en el 18 de junio de 2010, más de doce buques de guerra de EE.UU. e Israel, incluido el portaaviones USS Harry Truman, pasó por el Canal de Suez, dirigidos hacia el Golfo Pérsico e Irán, con el objetivo de inspeccionar barcos mercantiles iraníes (o de otros países dirigidos a Irán) en alta mar y aumentar la presencia bélica de estos países en las proximidades de las costas iraníes.

Declara,

Rechazamos contundentemente cualquier agresión imperial por parte de los Estados Unidos o Israel contra el pueblo y gobierno de la República Islámica de Irán, asegurando que otra invasión ilegitima y sangrienta por parte del Impero y sus aliados tendrá consecuencias aún mas catastróficas que las que ya sufren los pueblos de Irak y Afganistán.

Llamamos a los aliados de los EEUU dentro de la Comunidad Internacional a apoyar el acuerdo de canje de uranio enriquecido firmado por los gobiernos de Brasil, Turquía e Irán, que demuestra no solo las intenciones pacificas del programa nuclear iraní, sino a la vez resalta los verdaderos objetivos guerreritas de los Estados Unidos e Israel.

Solicitamos de ciertos estados miembros de la ONU que renuncien la política hipócrita de persecución y chantaje político contra la República Islámica de Irán, a la vez de ofrecer protección y apoyo a las practicas genocidas y criminales del régimen sionista, particularmente considerando que sí existen pruebas contundentes que el estado sionista posee una arsenal nuclear que verdaderamente atenta contra la estabilidad del Medio Oriente.

Agradecemos las advertencias del Líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, sobre una Guerra Inminente en el Medio Oriente, en sus artículos publicados los días 26 y 27 de junio de 2010.

Aplaudimos la actitud valiente, digna y popular del Gobierno de nuestro Comandante Presidente, Hugo Chávez Frías, en establecer relaciones con los Pueblos de África y Asia a través del dialogo y el fortalecimiento de la Paz y el Desarrollo, dando el ejemplo a las potencias imperiales sobre la conducta de un país pacifico en el ámbito internacional.

Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV)

En Caracas, Venezuela a 1 día del mes de julio de 2010

 

Comentarios

2.jul.2010 10:35 am
Causa Revolucionaria dijo:

Se prepara una nueva agresión armada por parte del Imperio contra los pueblos libres. En esta macabra dinámica cada presidente yanqui parece que necesita su propia guerra y a Obama (¡premio Nóbel de la paz!) le interesa por numerosos motivos poner a Irán en su diana letal. Los recursos energéticos que tiene el Estado persa, las multimillonarias ganancias de la industria armamentística rescataría la crisis del capitalismo norteamericano. Al mismo tiempo Iran es una pieza clave para el tránsito a otros países de la zona también ocupados y sometidos por el Tío Sam. Así pues, el zarpazo del yanqui-sionimo se ve cada vez más inminente, y el deber nuestro es alzar la voz y difundir la verdad con todos los medios a nuestro alcance.
¡Por la libertad de los pueblos!
¡Solidaridad con los oprimidos por el Imperialismo!

Excelente comunicado éste, enhorabuena.

Saludos.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.