Actividades JPSUV

17.dic.2009 / 01:04 pm / Haga un comentario

Telesur.- El presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, reiteró este jueves que los que fracasaron en el objetivo de restablecer el orden democrático en esa nación fueron la comunidad internacional y Estados Unidos, y aseguró que ante ésto, su país tardará en recuperarse luego seis meses de crisis política.

“Los que fracasaron son la comunidad internacional y Estados Unidos”, porque abandonaron su posición de condenar el golpe de Estado, para reconocer después las cuestionadas elecciones del 29 de noviembre pasado, que le dieron el triunfo a Porfirio Lobo.

Zelaya reclamó la violación que se le hizo al Acuerdo Tegucigalpa-San José, gracias a que no se luchó por el restablecimiento del estado de derecho, la restauración de la democracia y hacer un pacto social.

El mandatario dijo que desde el pasado 28 de junio, cuando fue expulsado de la nación tras un golpe de Estado en su contra y se instaló el gobierno de facto, liderado por Roberto Micheletti, Honduras perdió en seis meses lo que al país le costó construir en diez años, y que hasta mayo pasado él tenía las reservas internacionales en unos 2 mil millones de dólares.

Agregó que en su Administración la pobreza se redujo en un 10 por ciento, que el crecimiento económico del país en promedio fue del 5 por ciento, mientras que los combustibles en Honduras eran los más baratos de Centroamérica.

“Al país le va muy mal, estoy bien de salud, pero la salud del país está muy mal, eso es una verdad, se ha duplicado el déficit fiscal, las reservas internacionales se han esfumado o han sido saqueadas de una forma por todos conocida”, denunció Zelaya.

El mandatario, que permanece refugiado en la embajada de Brasil en Tegucigalpa, dijo que no se arrepiente de su decisión de volver al país porque fue a estar al frente del problema tras el golpe.

“Es lo mejor que he hecho en mi vida política , lo más correcto ha sido venir a ponerme de frente a mi pueblo, que está siendo reprimido, lo hice con plena convicción, lo hice porque quería yo mismo estar frente al problema”, subrayó el gobernante.

Respecto a los delitos que les imputa el gobierno de facto, afirmó que no cometió ninguno, y añadió que si hubiese sido lo contrario no iba a exponerse, por lo que su entrada a Tegucigalpa es señal de inocencia.

“Alguien tenía que sacrificarse además del pueblo, por eso aquí tienen al presidente haciendo ese esfuerzo de frente”, añadió Zelaya.

teleSUR / Efe-PR

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.