Comunicados / Juventud

7.oct.2015 / 05:27 am / Haga un comentario

Robert-Serra2-540x4241-e1444137902206-540x433

Robert Serra fue un joven abogado egresado de la Universidad Católica Andrés Bello con postgrado en Criminalística. Nació el 16 de enero de 1987 en Maracaibo, estado Zulia, y desde muy joven inició su peregrinar para ayudar a los sectores sociales más desfavorecidos. A los 23 años se desempeñó como diputado del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Durante sus años de lucha incansable demostró valentía, y fue capaz de ganarse el cariño y respaldo del pueblo venezolano. Su lealtad hacia el líder de la Revolución Bolivariana Hugo Chávez, lo catapultó como uno de los parlamentarios de mayor credibilidad pese a su corta edad. Durante su niñez fue muy feliz, de padres muy jóvenes, nunca le faltó nada y mucho menos el amor de sus progenitores, quienes le enseñaron a ser humano, leal y humilde; y lo lograron a pesar de sufrir a los 2 años el divorcio de sus padres, quienes lucharon juntos por el desarrollo de su primer hijo.

Zulay Aguirre, madre de nuestro eterno líder juvenil, nos cuenta que Robert inició la vida política muy pequeño, “tenía tan solo 13 años cuando se presentó un problema con una amiguita la cual defendió, de ahí para acá él sintió que se estaba comiendo el mundo, inició estudios de derecho; yo creía que él iba a ser profesor, porque le gustaba dar clases, pero no, le gustó el derecho desde que defendió a esa niña, y se hizo abogado”.

A muy temprana edad ya Robert escuchaba del Comandante Chávez, y comenzó a enamorarse de ese proyecto.

Con 15 años fue concejal en el Cabildo Infantil y Juvenil del Municipio Libertador, donde realizó un proyecto de Ley, organismo donde fue presidente. Creó y promovió el Movimiento Avanzada Revolucionaria constituido por jóvenes revolucionarios. Fue integrante de la Comisión Presidencial del Poder Popular Estudiantil para los estados Zulia (noroeste), Anzoátegui (norte) y Falcón. Fue nombrado responsable juvenil del Partido Socialista Unido de Venezuela para la ciudad de Caracas.

Más adelante se incorporó junto al exministro de Interior y Justicia, Tareck El Aissami, en el programa Mil Veces Juventud, iniciativa de carácter social para beneficio de los sectores sociales más humildes y desfavorecidos, fue integrante de un proyecto de la Ley Orgánica para la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (Lopna), “y así se fue enamorando más, esa fue la juventud de Robert Serra, y yo lo acompañé desde muy pequeño en cada lucha”, relata Aguirre con un nudo en su garganta.

Foto: Prensa PSUV / William Pérez

Su primer encuentro con Chávez

Con 17 años, Robert asistió a un Aló Presidente, estaba súper emocionado, “me decía, mamá apúrate yo quiero que tu estés conmigo, pero ese día tenía que recibir a unos camaradas cubanos de la Misión Barrio Adentro, hice lo posible, fui hasta Miraflores donde se iba a desarrollar el programa, pero no pude entrar”.

Estaba súper emocionado de ver al presidente, le temblaban las manos, fue su primer contacto. En la segunda oportunidad fue en el 2007, cuando los 9 estudiantes revolucionarios realizaron un emotivo discurso en la Asamblea Nacional. Después de aquellas palabras en la sesión, el Presidente Chávez los mandó a llamar, ahí fue el primer contacto físico con el Comandante, quien los abrazó y habló con ellos.

Cuando se ama de verdad no existe cansancio

“Extraño las fechas más importantes en las que compartíamos como familia, porque nunca se las perdía, aunque tuviera en la política siempre había tiempo”, expresa nuestra madre luchadora Zulay, nos cuenta que ella les decía a sus hijos que se iría primero, “pero les enseñé que nuestra familia era como una mesa de cuatro patas, y si se partía una, las demás deben continuar, se los hice jurar, y estábamos tan unidos, era una mesa tan fuerte, que nunca me imaginé que una pata se iba a ir tan rápido”, contó con una lágrima en su rostro.

“Yo sabía que ellos tendrían miedo que yo fuera la primera, pues yo tenía una fisura en el corazón, y cuando el doctor me dio esa noticia, además de tener la diabetes e hipertensión, yo le dije a Robert que si el doctor decía que tenía que operarme de emergencia, le diría que no, porque y si me ponían un corazón escuálido y dejaba de amar a Chávez. Robert se reía. Entonces pienso que nunca debió ser él la pata faltante, porque no estaba enfermo, debí ser yo primero, pero me lo arrebataron”, expresó.

Detalla que él siempre les decía que estaba enamorado de su política, de su Revolución, del presidente Chávez, “y que cuando uno amaba algo no existía cansancio, horas, ni días, y así lo entendí, lo escuchaba hablar con tanta fuerza en sus declaraciones, y lo hacía con tanto amor, que muchas veces le di la razón, tienes que amar a tu Patria hijo, y por eso estoy parada aquí, para seguir su legado aunque duela”.

Chávez para Robert

Chávez era un ídolo para Robert, lo era todo, Chávez lo guió, y se parecía mucho en lo social, en lo político. Aguirre relata que Robert entendió lo que el Comandante Chávez quería, y le decía: -esto es lo que el Comandante quiere y esto es lo que voy hacer. “Y por eso yo como madre revolucionaria, estoy aquí luchando, en batalla”.

Narra que Robert no tuvo mucha vida social, “y eso como madre me llena de tristeza, hubiese querido que mi hijo pasara por todas las etapas de la juventud”, describió mientras dejaba caer una lágrima en su pecho.

Cuando se nos fue físicamente el Comandante, Robert se sentía derrotado, “nunca lo habíamos visto así, lloraba como un niño, él decía que no iba a poder, yo tenía miedo, me decía: -mamá me duele tanto como si te hubieses ido tú o mi papá”.

Rememora que luego se convirtió en un león, terrible, era más radical todavía, Chávez pasó a ser su tacita de oro intocable, el que hablara mal de Chávez lo botaba de su casa, y su madre le da gracias a Dios, porque fue formado por Chávez: “Yo lo pude formar como madre que lo guía, que lo escucha, que lo ayuda, que lo regaña, pero que cuando te tiene que amar, te ama; y el Comandante Chávez lo formó en lo político, en lo social”.

Al cumplirse un año de la desaparición física de Robert Serra, Aguirre agradece al presidente Maduro, quien se ha portado como un amigo, como un revolucionario a quien le quitaron un camarada, y les ha cumplido, es así como hasta el momento hay 12 personas detenidas por el caso.

Juventud en batalla

Zulay Aguirre exhortó a todos los jóvenes a no permitir que les suceda lo que le sucedió a Robert en la Universidad Católica, donde fue humillado y vejado por ser revolucionario y creer en Chávez, e instó “a todos los jóvenes a aferrarse a la lucha, porque fue a uno de ellos al que asesinaron para que callara, para que no dijera las verdades que todos queremos escuchar, pero tenemos que seguir luchando y no parar”.

En honor al joven revolucionario y su compañera María, asesinados en la residencia de Robert Serra ubicada en la parroquia La Pastora, en Caracas, el 01 de octubre de 2014, por una banda paramilitar vinculada a un plan violento que la derecha ejecutó en los primeros meses de 2014 para atentar contra la paz y la democracia del país, la juventud venezolana se multiplica.

Daniela Cabello, joven revolucionaria

“Seguiremos tu legado”

Daniella Cabello @Danicabello11

“Recuerdo nuestras conversaciones, cada vez que me veías y me saludabas con tanto cariño, recuerdo que hablábamos de las universidades y me decías -yo estudié en la UCAB y nunca bajé la cabeza, no podemos dejar de estar presentes en todos los espacios, no podemos doblegarnos ante la derecha.

Como joven me impulsaste a hacer lo que amo, a luchar por mi Patria, con la frente en alto, ¡honor y orgullo! Hoy estás más vivo que nunca en millones de jóvenes que jamás permitiremos que tu voz se pierda. Eres ejemplo de lealtad, eres un digno hijo del Comandante Chávez. Haces mucha falta, pero nos enseñaste a ser constantes, incansables, luchadores, a ayudar al que más lo necesita, la alegría de encontrarse con el pueblo en la calle y sobretodo lo importante de tener un verbo fuerte, con ideas claras para demostrar donde tengamos que demostrar que somos ¡irreductiblemente CHAVISTAS y leales a esta revolución! Seguiremos tu legado.

Nuestras victorias serán tus victorias, porque somos tu pueblo, tu juventud. Mantendremos tu bandera en alto y jamás, jamás, dejaremos de extrañarte. Hoy, con un nudo en la garganta pero con mucho orgullo digo que estamos con Robert en batalla. Nuestra venganza querido amigo, será hacer irreversible esta Revolución”. ¡Viva Robert!.

Freddy Gutiérrez @Freddygpsuv

Freddy Gutiérrez, dirigente de la JPsuv

“A mi hermano de vida y lucha”

“Hermano Robert, todavía te recuerdo como si fuera ayer, recuerdo tu lealtad al pueblo venezolano, recuerdo tu pasión por la Patria, recuerdo tus diferentes formas de ayudar al prójimo, recuerdo la energía que manifestabas en cada actividad, recuerdo tu irreverencia, recuerdo tu amor por Hugo Chávez, un año después de tu siembra extraño tu presencia en las actividades políticas, extraño tus discursos poderosos, sin miedo, esos discursos que el país siempre quería escuchar y esos discursos que hacían que la oposición se estremeciera, extraño al pana Robert, pero puedes estar tranquilo, porque dejaste un gran legado a la juventud, dejaste una juventud apasionada, leal, resteada y con profundo amor a la Patria y a la Revolución, dejaste una juventud que defenderá el país ante cualquier circunstancia, te queremos por siempre Robert”.

Mervin Maldonado

Mervin Maldonado, candidato de la Patria

“La victoria del 6D también será por Robert”

“La juventud patriota sigue firme y leal al legado del hermano Robert Serra, a quien honraremos con una victoria contundente el 6D. Seguimos convocando a la juventud, aquellos que quieren esta tierra heroica, a que sigamos con

determinación materializando el legado de Chávez y Serra. No podrán callar la voz de nuestro hermano Robert, ni ocultar ninguna de las acciones de los jóvenes de la generación Chávez. Nosotros estamos en los liceos, escuelas, comunidades, y en cada uno de los rincones de nuestra Patria”.

Carlos Sierra

Carlos Sierra

“Lo que recuerdo de Robert”

“Hace mucho tiempo lo conocí, él era concejalito juvenil de la Alcaldía del Municipio Libertador de Caracas. Fui a su casa, compartimos un almuerzo con su mamá y allí supe que desde muy chiquito estudiaba los discursos del presidente Hugo Chávez. Eso me llamó mucho la atención en él porque siempre estaba estudiándose los discursos del Presidente y Comandante Hugo Chávez. Él siempre me decía: Carlitos ya verás que vamos a llegar a ser grandes como Chávez, nuestro padre Chávez siempre nos guía. Siempre nos confundía la gente, nos decían Robert Sierra o Carlos Serra. Con mucho orgullo, ahora más que nunca, seguiré su legado. Todavía la gente en la calle me dice Carlos Serra o Robert Sierra. Nos tumbaron a Robert en cuerpo porque en alma y espíritu seguirá con nosotros. Sepan que se levantaron millones y millones de Robert Serra en Venezuela y el mundo”.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.