Cultura

elperroPrensa AVN.- El comandante Hugo Chávez, como parte de su incansable labor de promoción de lectura y con la finalidad de desarmar la visión elitesca que durante años rodeó la imagen del libro, y que lo convirtió en un bien cultural para pocos sectores de la población, creó en 2006 la editorial El perro y la rana.

A la fecha, la editorial ha publicado más de 4.000 títulos en seis millones de ejemplares, colocados en las sedes de las Librerías del Sur, en todo el país.

“Era necesario ampliar el acceso al libro, masificarlo. El libro antes era un bien cultural que se vendía muy poco, a muy altos costos”. Para contrarrestar esto “se creó la editorial El perro y la rana con el propósito de democratizar el acceso a la lectura a través de la publicación de más de 500 títulos por año”, expresó Giordana García, presidenta de la editorial, en conversación telefónica con la Agencia Venezolana de Noticias.

Los inicios de la editorial, comentó García, se basaron en la extensión de una convocatoria que invitaba a todo el pueblo a enviar sus creaciones literarias con el compromiso de publicarlas y llevarlas a todo el país.

“Este concurso- explicó- se llamó Cada día un libro. Cuando vimos que llegaron tantos manuscritos, nos dimos cuenta de que era importantísimo crear un espacio para publicar la creación de todos los venezolanos que estaban escribiendo poesía, narrativa, historias, recetarios. Eso, abonado a la necesidad de proveer a la gente de libros, fue lo que terminó creando la editorial”, dijo.

A partir de la extensa difusión de libros durante estos ocho años de trabajo, García afirmó que la editorial está logrando “instalar la promoción de la lectura en el venezolano”, y que ahora se propone impulsar la lectura en los jóvenes, conocer qué contenidos desean leer y cuál es la manera más adecuada de abordar estos temas.

“Ahora estamos abogando a que los libros sean leídos, a que la lectura genere debate, genere reflexión. Queremos que los libros sean más que un objeto que se coloca en una biblioteca, queremos que sea una herramienta transformadora que produzca ideas, que produzca acciones nuevas, transforme conciencias y pueda sensibilizar”, indicó.

La apuesta a un público juvenil

García está convencida de que la formación de los niños, niñas y jóvenes del país es esencial, pues serán ellos los que tendrán el deber de continuar con la tarea revolucionaria.

“A los jóvenes les tocará continuar con la tarea revolucionaria, asumir una vanguardia, pero son también las personas que están más expuestas a toda la cultura que ha impuesto valores foráneos a través del mercado simbólico. Por ello, nosotros queremos sensibilizar al público joven, acercarnos a ellos”, señaló.

Este objetivo se piensa consolidar con la instalación de mesas de trabajo, que contará con la participación de colectivos, en las que se debatirá sobre las necesidades y demandas de la juventud venezolana, qué quieren leer y sobre qué desean escribir.

“Los jóvenes serán partícipes, serán incorporados en el diseños de las políticas”, afirmó García.

La primera jornada de trabajo para discutir sobre estos objetivos, se instalará este jueves desde horas de la mañana, en los espacios del Parque Ezequiel Zamora, (antiguo Calvario), ubicado en Caracas. Allí, los colectivos y titulares de diferentes ministerios, entre ellos el de la Cultura, Fidel Barbarito y el de la Juventud, Víctor Clark, brindaran sus opiniones y analizarán futuros aportes al respecto.

A partir de los resultados que se obtengan en estas mesas de trabajo, y de la futura incorporación de la juventud, García consideró la posibilidad de llevar este proyecto a las escuelas y liceos, con el apoyo del Estado.

“Conocemos la necesidad de llegar a los liceos, a esa juventud que también queremos acompañar. Deseamos que a través del trabajo continuo, se generen proyectos mancomunados para ofrecerles (a los jóvenes) estrategias de promoción de la lectura y de transformación cultural”, finalizó.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.