Actividades JPSUV / Estudiantiles / Internacionales

21.dic.2010 / 11:55 pm / Haga un comentario

AVN.- Con una masiva movilización y una declaración final en la que se rechazó de forma rotunda la intervención del imperialismo estadounidense sobre los procesos de cambios políticos, principalmente en América Latina, finalizó este martes el XVII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, que se desarrolló en Sudáfrica.

La marcha en Petroria recorrió unos cinco kilómetros desde las inmediaciones de la Plaza Church hasta los edificios de la Unión, sede del Gobierno sudafricano, donde se leyó la declaración final del encuentro que, este año, estuvo dedicado a Fidel Castro y a Nelson Mandela, reseñó Prensa Latina.

En las pancartas que portaban los jóvenes se leían consignas de exigencia de terminar con el imperialismo, luchar por la paz mundial, el cese de agresiones contra los pueblos palestino y saharaui y el llamado por la libertad de los cinco antiterroristas cubanos presos en Estados Unidos desde el 12 de septiembre de 1998.

“Participar por primera vez en este evento de hermanos es muy importante para la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela (JPSUV)”, manifestó Xoan Noya, de esa organización.

El venezolano explicó que “se debe aprovechar cualquier escenario para dar a conocer la causa bolivariana y martiana, que es una sola, unida hacia el futuro”.

El presidente de la Federación Mundial de Juventudes Democráticas, Tiago Vieira, destacó el excelente desarrollo de este Festival y llamó a los congregados a continuar la lucha contra las políticas imperialistas y a favor de los pueblos.

En la declaración final del Festival se destacaron los avances y los mecanismos de integración, como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) y la futura creación de la Comunidad de los Estados de América Latina y el Caribe.

En el texto sostiene que el objetivo de los jóvenes es la distribución igualitaria de los recursos con medidas fiscales sobre los grandes monopolios, que permitan recuperar a las naciones latinoamericanas luego de 500 años de explotación y subdesarrollo.

También se denuncian las políticas intervencionistas del imperialismo estadounidense, en especial la instalación de bases y misiones militares en Panamá, Colombia y Haití, además de rechazar de forma unánime la reactivación de la IV Flota norteamericana que intenta reforzar la ofensiva contra la revolución en Venezuela, y los procesos de cambio en Ecuador, Bolivia y Nicaragua.

El documento condena el injusto bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por Estados Unidos a Cuba durante casi 50 años, al que se califica como una “clara violación del derecho internacional”.

En tanto, se envía un mensaje de solidaridad y apoyo al pueblo colombiano, “víctima constante de asesinatos políticos impuestos por el imperialismo”, y a los luchadores de Puerto Rico que batallan por la plena autodeterminación de esa nación que en la actualidad es un Estado asociado de Norteamérica.

Entre otros pronunciamientos en el documento final se condena el golpe de Estado en Honduras y los planes desestabilizadores en Ecuador, mientras que se pide justicia por el asesinato de Edwin Pérez, secretario general de la Juventud Comunista ecuatoriana, y se reclama la finalización de la injusta persecución al que está sometido el pueblo mapuche en Chile.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.