Actividades JPSUV / Estudiantiles

14.jun.2010 / 07:13 pm / Haga un comentario

CiudadCCS.- Desde 1972 la principal casa de estudios de este país, Universidad Central de Venezuela, fundada por nuestro Libertador Simón Bolívar, no ha incrementado su matrícula estudiantil, es decir, que han pasado casi 40 años y todavía la UCV sigue teniendo, en promedio, 52 mil estudiantes

Actualmente, la Universidad Central de Venezuela permanece secuestrada por una élite académica que responde a los intereses de la oposición venezolana y al sistema de dominación occidental, que tiene un control indiscutible sobre el modelo educativo público universitario, específicamente en el sistema de ingreso a las universidades autónomas.

En este sentido, como estudiante de esta casa de estudio e integrante de la juventud Bicentenaria 200, me preocupa que a medida que nuestra población estudiantil sigue creciendo de forma rápida, en estos últimos 40 años los cupos que oferta esta casa de estudio se mantienen constantes en el tiempo. Es decir, que la UCV está de espalda a las necesidades y a los cambios que está viviendo nuestra sociedad.

El Ministerio del Poder Popular de Educación Superior le asigna a las cinco universidades autónomas 54.87 por ciento de su presupuesto anual.

De estas universidades, a la UCV, históricamente, siempre se le ha otorgado el mayor presupuesto de todas las universidades a nivel nacional y para este año 2010 dispone de 15.8% del presupuesto total asignado, seguida de la Universidad del Zulia con 12.35%, la Universidad de los Andes con 11.33%, la Universidad de Carabobo con 10.45% y finalmente, la Universidad de Oriente con 9.29%.

Cabe destacar, que la Universidad Central de Venezuela con un presupuesto mayor al de todas las universidades del país, sólo matricula a 2.72% de estudiantes del ámbito nacional.

En este sentido, es importante resaltar que para el ejercicio fiscal 2010 a pesar de que estas cinco universidades autónomas se les asignó 54.87% sólo matriculan 18% de los estudiantes del país.

Por tal motivo, no es justificable que de las 85 instituciones oficiales de Educación Universitaria en el país, sólo a cinco universidades, que en este caso son las autónomas, se les asigne más de la mitad del presupuesto universitario.

Por tales motivos, es necesaria una revisión exhaustiva de estas universidades por parte del Estado Nacional y el Ministerio, acompañada de la participación protagónica del pueblo venezolano para así consolidar la Revolución Educativa.

“Ya basta de una educación creada por otros para nosotros”.

Se necesita instrucción revolucionaria

Estas universidades también se resisten a aplicar la Ley Orgánica de Educación, utilizando la figura de la autonomía, es decir, no contribuyen en la formación del nuevo hombre socialista y menos aún emplean políticas enmarcadas en el desarrollo del Proyecto Nacional Simón Bolívar que actualmente se implementa en las casas de estudio del país.

-Me pregunto- ¿Cómo 80 instituciones oficiales de Educación Universitaria, que matriculan 82% de los estudiantes en toda la nación, logran funcionar sólo con 45.13% del presupuesto universitario?

¿Por qué estas 5 universidades autónomas, a las que se les asignó 54.8% del presupuesto universitario 2010, sólo matriculan 18% de los estudiantes del país y alegan que el presupuesto es deficitario?

¿Será justo que estas 5 universidades autónomas sean las primeras en exigir un presupuesto justo y amenazar al Gobierno Nacional con un cierre técnico por falta de recursos, como lo hace la rectora de la Universidad Central de Venezuela?

Aymara Gerdel
Estudiante de Estadística y Ciencias Actuariales
FaCES – Universidad Central de Venezuela

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.