Internacionales

27.ago.2013 / 07:11 am / Haga un comentario

ataques-a-siria

Prensa Telesur.

Estados Unidos acusa, sin presentar pruebas, al gobierno de Siria de haber utilizado armas contra la población civil. Un análisis de las últimas acciones de Washington revela que el premio Nobel de la Paz, Barack Obama, ya tomó la decisión de atacar a la nación árabe, aún sin la aprobación de la ONU.

El abogado, escritor y activista político estadounidense, Michael Snyder, aseguró este martes que Barack Obama tomó la decisión de intervenir militarmente en Siria bajo el pretexto de que el gobierno sirio ha utilizado armas químicas contra su población, sin presentar prueba alguna de ello.

Snyder afirmó que para el gobierno sirio usar armas químicas contra su propio pueblo significaría cruzar la línea roja planteada por Obama, por lo que “emplear armas químicas a unos pocos kilómetros de donde estaban alojados los inspectores de la ONU es algo que no tiene sentido. Assad tendría que ser muy suicida para hacer tal cosa”, afirmó.

El activista político aseguró que el argumento de las armas químicas es el perfecto para los Estados Unidos para justificar la intervención militar en Siria, como ya lo hicieran en 2003 con Irak y las Armas de Destrucción Masiva, algo que se confirmó no existía.

“Probablemente nunca se sabrá quién fue en realidad el autor del ataque. Pero incluso si ese no hubiera tenido lugar, Estados Unidos y sus aliados de la OTAN probablemente habrían encontrado otra justificación para, de cualquier modo, entrar en guerra contra Siria”, dijo el abogado en su blog.

Un análisis de las acciones del Gobierno de Washington en las últimas semanas demuestran que la decisión de atacar Siria ya fue tomada por el presidente estadounidense y premio Nobel de la Paz, Barack Obama.

Los indicios

Aunque Siria ha permitido que los funcionarios de la ONU inspeccionen el lugar del reciente ataque con armas químicas, el gobierno de Estados Unidos consideró que la propuesta siria llegó a la ONU “demasiado tarde para ser creíble”.

Sin que se lleve a cabo una investigación por los funcionarios de la ONU, ya la Casa Blanca afirma que hay “muy pocas dudas” de que el gobierno sirio estuvo detrás del ataque mortal con armas químicas de la semana pasada, pese a nunca presentar estas pruebas.

Además, cuatro buques de guerra de EE.UU. con misiles balísticos se están moviendo en sus posiciones en el Mediterráneo oriental. Si Obama da una orden, Siria recibirá misiles de crucero tipo Tomahwak en minutos.

Obama se reunión con su equipo de Seguridad Nacional para discutir qué acciones se deben tomar en Siria. Y la víspera el secretario de Estado, John Kerry, afirmó que Estados Unidos pedirá a Siria que “rinda cuentas”. Por su parte, el Secretario de Defensa de EE.UU., Chuck Hagel, dice que Barack Obama solicitó que “prepare opciones para todas las eventualidades” refiriéndose a un posible conflicto con Siria.

La Casa Blanca publicó recientemente una declaración que dice que el Gobierno de Obama quiere participar lo menos posible y que no tiene planes de poner “una sola bota en territorio” sirio, pero no descartó cualquier otro tipo de acción militar.

El senador de EE.UU. John McCain aseguró recientemente que, si los militares estadounidenses no atacan Siria, “brutales dictadores de todo el mundo podrían creer que tienen carta blanca para utilizar armas químicas”.

Después de una conversación telefónica con el primer ministro británico, David Cameron, sobre la situación en Siria, la Casa Blanca anunció que ambos líderes expresaron su “gran preocupación” por el ataque con armas químicas que tuvo lugar la semana pasada. Y este martes Cameron convocó al Parlamento para el jueves con el objetivo de votar “sobre la respuesta del Reino Unido a los ataques con armas químicas” en Siria.

Ocho comandantes militares de los Estados Unidos, el Reino Unido, Arabia Saudita, Catar, Turquía, Francia, Italia y Canadá se reunieron este lunes en Amán, Jordania para coordinar los planes para los próximos ataques contra Siria. A principios de este año el Ejército de EE.UU. trasladó aviones de combate F-16 a Jordania para realizar ejercicios militares, y los mantuvo allí después de que presuntamente el gobierno de Jordania formulara una petición .

El rotativo francés Le Figaro informó que fuerzas rebeldes entrenadas por la Central de Inteligencia de los Estados Unidos siguen llegando a Siria “desde mediados de agosto”. Mientras que el The New York Times afirmó que se está estudiando “la guerra aérea de la OTAN en Kosovo como un posible modelo de actuación en Siria sin el mandato de las Naciones Unidas”.

Un documento filtrado en marzo de 2012 por WikiLaeks detalló que personal de la OTAN se encuentra en Siria desde 2011 para preparar un cambio de gobierno.

La doble moral de Estados Unidos

Mientras los Estados Unidos denuncia sin pruebas al gobierno de Damasco de utilizar armas químicas, archivos desclasificados de la CIA revelaron que la Casa Blanca aprobó hace 25 años que Saddam Hussein empleara armas químicas en la guerra de Irak contra Irán.

Los archivos de la CIA confirmaron que la Casa Blanca fue permisiva cuando Hussein utilizó ese tipo de armas entre 1980 y 1988. Medios estadounidenses recordaron que la prioridad de la administración del expresidente Ronald Reagan en aquella época era garantizar que Irak ganara el enfrentamiento bélico a cualquier costo.

Posteriormente, durante la invasión estadounidense a Irak en el 2003, el Ejército norteamericano empleó armas químicas contra la localidad de Faluya, a 65 kilómetros al oeste de Bagdad (capital).

A una década de la invasión han aumentado los casos de cáncer, leucemia, malformaciones congénitas, parálisis, daños cerebrales y mortalidad infantil en la zona, lo que demuestra el uso de sustancias químicas y armas prohibidas como bombas termobáricas, fósforo blanco o uranio empobrecido.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.