Internacionales / Juventud

17.mar.2014 / 11:00 am / Haga un comentario

Los estudiantes chilenos con ChavezChile sin lugar a dudas es uno de los principales bastiones que aún tiene el imperialismo norteamericano en América Latina, y no solo por el profundo proceso de Neoliberalización de todos los bienes sociales y naturales que se tiene en el país, sino que también por las relaciones internacionales que impulsa. No podemos olvidar que Chile, a través de su cancillería conducida por la Democracia Cristiana el año 2002, fue el primer país latinoamericano en reconocer a los golpistas en Venezuela, dándole así una vez más la espalda a la democracia y soberanía de los pueblos. Hoy Chile profundiza sus acuerdos económicos con la Alianza del Pacífico, mira a Estados Unidos y Europa, y se sigue dando la espalda a América Latina.

Pese a ello desde comienzo del siglo XXI, el pueblo chileno se ha podido ir levantando y superando la fragmentación, el miedo y la despolitización que impuso la dictadura de Pinochet, y ha logrado impulsar movilizaciones que a nivel mundial han llegado a ser sumamente reconocidas, sobre todo por lo que implicó el 2011 la movilización estudiantil.

Ese ciclo de movilizaciones ha sido principalmente impulsado por la juventud trabajadora y estudiantil de Chile, dentro de la cual una franja importante ha estado muy marcada por el proceso bolivariano. Para nuestra generación, la revolución bolivariana impulsada por el Comandante eterno Hugo Chávez Frías es el primer proceso revolucionario que hemos visto desde sus inicios, y que ha dejado en todos nosotros un mandato claro: la revolución está vigente y es posible. Por ello siempre estaremos agradecidos del Comandante, ya que levantó a toda una juventud latinoamericana y la puso a luchar y creer de nuevo.

En ese contexto, y gracias al ascenso que ha vivido la izquierda y el pueblo chileno, hoy se han venido duras arremetidas, que buscan una vez más distanciar a Chile de los procesos latinoamericanos que avanzan en nuestra Patria Grande. Si hace algunos años buscaban satanizar a Cuba y los comandantes Fidel y Raúl. Hoy todos los medios se han confabulado en contra el Gobierno Bolivariano y su presidente Nicolás Maduro, tratando de homologar el movimiento estudiantil chileno con las revueltas que se han vivido en Venezuela estas últimas semanas.

Los dichos inaceptables del Presidente Sebastián Piñera exigiendo respeto a los derechos humanos junto con estar alejados de la realidad son un descaro, cuando en su gobierno aquí en Chile se torturó, reprimió e incluso asesinó a un estudiante durante el año 2011, y cuando precisamente además durante estas semanas se viven duros momentos de represión hacia los pueblos indígenas en el sur de nuestro país.

Esa es una actitud que no hemos dejado pasar, las respuestas propiciadas por el Presidente Nicolás Maduro han sido claras y enfáticas, por lo cual la derecha chilena ha tenido que desplegar también mayores esfuerzos, llegando incluso a señalar algunos que no se debe aceptar la visita del presidente Nicolás Maduro al cambio de mando de este 11 de marzo aquí en Chile, y enviando a su vez, a jóvenes democratacristianos a reunirse con la oposición venezolana.

Ante esta situación no podemos permanecer impávidos, y por tanto hemos movilizado los mayores esfuerzos, hemos organizado junto a varias organizaciones de Chile diversas actividades de apoyo junto con la Embajada de la República Bolivariana, hemos desplegado manifestaciones, videos, columnas periodísticas, intervenciones en medios, buscando con todo ello denunciar las tergiversaciones mediáticas, difundir los logros de la revolución bolivariana y defender el proceso.

En base a este contexto es que se sitúa la voluntad de estar –tal como lo hemos hecho en otros momentos- en las tierras de Bolivar, y poder desplegar una agenda que contribuya tanto al respaldo del Gobierno Bolivariano, como a la proyección de las distintas luchas que han de hermanarse entre Chile y la República Bolivariana de Venezuela. Somos unos convencidos que si Chile es hoy la cabeza del neoliberalismo y Venezuela el bastión del proceso socialista, entonces la alianza entre sus pueblos será clave para el destino de toda Nuestra América.

UNE junto a Elias JauaUNE junto a Elias Jaua


 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.