Internacionales

10.jul.2018 / 03:21 pm / Haga un comentario

Foto: El Ciudadano

Foto: El Ciudadano

El gobierno de Argentina ordenó desde este martes paralizar la incorporación de nuevos empleados a la administración pública, por lo menos hasta diciembre del año próximo 2019.

Con esta decisión, a través de la firma del decreto 632/2018, el presidente Mauricio Macri, tiene como objetivo reducir el gasto estatal nacional en alrededor de $ 20.408 millones.

La medida que fue publicada en el Boletín Oficial, excluye a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), al Servicio Penitenciario, a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), a las Universidades Nacionales y a las Fuerzas Armadas y de Seguridad.

Dicha disposición plantea que las “Jurisdicciones y Entidades” de la Administración Nacional y de los Entes Públicos excluidos expresamente de ella “no podrán efectuar nuevas designaciones ni contrataciones de personal de cualquier naturaleza o fuente de financiamiento presupuestarias o no presupuestarias, hasta el 31 de diciembre de 2019”.

Es importante señalar que el 9 de diciembre, es la fecha de finalización del período presidencial vigente de Macri.

Según informa Clarín, las entidades afectadas deberán elevar un informe al Ministerio de Modernización sobre el pago de servicios extraordinarios, suplementos por movilidad y viáticos, con la finalidad de bajar en un 30% el gasto en estos conceptos.

Asimismo, se ordenó un relevamiento y se suspendieron las adquisiciones en lo que se refiere a los autos oficiales; así como también se ordenaron restricciones para los pasajes en clase ejecutiva en cuanto a los vuelos, entre otros factores de recorte.

Igualmente, se invitó al Poder Judicial de la Nación, al Poder Legislativo Nacional, a las Provincias y a la Ciudad de Buenos Aires a imitar el espíritu contemplado en el decreto.

Rechazo de políticas económicas

Este lunes, una multitud tomó la calle de la ciudad de Buenos Aires, como expresión en contra el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la política económica del primer Mandatario, quien admitió que el país está “pasando una tormenta”.

Bajo el lema “La independencia no se negocia“, un documento leído en el acto denunció la política económica y el acuerdo con el organismo internacional, que en el mes de junio otorgó a la nación un salvavidas crediticio de 50.000 millones de dólares.

Argentina tomó el compromiso de un ajuste en las cuentas del Estado y bajar su meta de déficit fiscal a 2,7% en 2018, informa El Mundo.

 

El Ciudadano

 

 

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.