Internacionales

12.oct.2009 / 07:47 pm / Haga un comentario

Telesur.- La canciller legítima de Honduras, Patricia Rodas, dijo este martes en la sede de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que la comunidad internacional debería imponer sanciones al gobierno de facto de Honduras si se niega a aceptar el regreso al poder del presidente constitucional, Manuel Zelaya.

En una rueda de prensa, Rodas dijo que en caso de fracasar el diálogo, a reactivarse este martes en Tegucigalpa, en la fecha límite del 15 de octubre, “la comunidad internacional deberá examinar la necesidad de más sanciones contra el régimen de facto” y además reclamó firmeza a los países para que no reconozcan al gobierno golpista bajo ningún concepto.

Agregó que la cuestión del regreso de Zelaya al poder no es negociable y que cualquier otra opción será “tan ilegal como el golpe de Estado”; además dijo que quien más capacidad tiene de hacer presión sobre el gobierno de facto es Estados Unidos, por ser la fuente del 70 por ciento de las inversiones extranjeras en Honduras.

Preconizó en particular la aplicación de sanciones en el campo del comercio, la asistencia militar y el respaldo financiero en general.

“Estados Unidos podría utilizar el canal multilateral para aplicar sanciones contra los autores del golpe de Estado”, agregó y precisó que las sanciones no deberían aplicarse contra la nación hondureña en general.

Rodas hizo el llamado en Nueva York, Estados Unidos, mientras en Tegucigalpa delegados del depuesto presidente Manuel Zelaya y del gobierno de facto se disponen a examinar este martes el conflictivo asunto de la restitución del mandatario.

A dos días de que venza el plazo del 15 de octubre dado por Zelaya para concluir las pláticas, la mesa de negociación abordará el punto principal del llamado Acuerdo de San José, luego de haber logrado consenso en otros cinco, entre ellos, la creación de un gobierno de unidad nacional, el rechazo a la amnistía y la renuncia de Zelaya a convocar una Asamblea Constituyente.

Rodas denunció en Nueva York las condiciones en que Zelaya se encuentra refugiado en la embajada de Brasil en Tegucigalpa, y detalló que la sede diplomática sigue siendo objeto de asedio por parte de los militares y denunció además la presencia en territorio hondureño de 40 mercenarios de grupos paramilitares colombianos supuestamente para la protección de propiedades y cuya función dijo desconocer.

El pasado viernes, el presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, también pidió a la comunidad internacional medidas económicas y comerciales más fuertes contra el gobierno de facto que encabeza Roberto Micheletti para terminar con el régimen golpista “en horas”.

El mandatario hondureño dio plazo hasta el 15 de octubre para ser restituido en el poder y pese al hostigamiento al que le ha sometido el régimen de facto, confesó que no ha considerado en ningún momento declinar en su lucha y pedir asilo político.
teleSUR – Afp / ve – MM

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.