Juventud

31.mar.2013 / 08:21 pm / Haga un comentario

Prensa AVN.- Las comunidades caraqueñas se organizaron para armar su Judas y quemarlo este Domingo de Resurrección. Personajes como El Imperio y el candidato de la derecha, Henrique Capriles, encarnaron al apóstol que traicionó a Jesús de Nazareth por 30 monedas de plata, mientras que la parroquia El Cementerio quemarán a El Mentiroso.

En el sector La Cuevita, pasaje 10, de San Agustín del Sur, encendieron el fuego temprano, pero no para quemar a Judas sino para montar un sancocho cruzao’, mientras un muñeco con la gorra de los Yanquis de Nueva York, una camisa de marca y un pitillo entre sus dedos estaba parado en la calle.

El autor de este Judas es Robert Torres, quien desde hace 26 años está a la cabeza de la tradición en su comunidad. Su primer Judas lo hizo a los 10 años de edad con una lata de leche.

“Aunque nunca le ponemos tinte político, siempre lo hacemos con una problemática de la comunidad, este año decidimos poner el rostro de Capriles porque es el vivo ejemplo de la traición, del capitalismo. Él va en contra de los intereses de nosotros, del pueblo venezolano”, expresó.

Manuel Escobar también participa en las actividades: “Capriles tiene tiempo quemao’, Ese se quemó solito. No entiendo cómo la oposición lo tira de nuevo al ruedo si ya está quemao’. Vamos a quemar lo que representa Capriles: El capitalismo”.

El agua de la sopa hervía, esperaban que a las 3:00 de la tarde el pollo, la carne y la verdura estuvieran en su punto para empezar a comer. Afuera dos jóvenes atravesaban una cuerda en la calle y la subían para pedirle a los carros que transitaban la zona una colaboración. “Ayer recabamos 1.000 bolívares, con eso compramos la piscina grande para los niños de la comunidad”, decía el que cargaba el pote lleno de billetes.

Más arriba, vecinos del sector Hornos de Cal tienen 55 años fieles a la tradición de la quema. Ellos también tienen su Judas, allí lo llamaron: El Imperio, y lo elaboraron con el apoyo de tres consejos comunales: Nueva Voz, La Esperanza, Unidos Venceremos.

En San Agustín, además de la quema, la comunidad prepara actividades para los más pequeños, como juegos tradicionales. En Hornos de Cal llevaron hasta un teatro de títeres y estatuas vivientes con el acompañamiento de Fundarte, de la Alcaldía de Caracas.

En el Cementerio, la tradición tiene 72 años, la familia Loaisa se han encargado de mantenerla con el apoyo de los miembros de la comunidad.

“Es una fiesta donde convergen los cementerianos una vez al año. Hay gente que viene especialmente a verse en la quema”, expresó el vicepresidente de la Asociación Civil Judas del Cementerio, Romer Martínez.

El compartir entre vecinos, actividades como pelotica e’ goma, chapita y carrera de sacos ocupan a la comunidad ese día, pero también jóvenes y adultos se esmeran por subir el palo encebao’, una de las competencias más importantes del sector. Unas cuatro generaciones han intentado llegar a las alturas del poste, la recompensa es buena: 300 bolívares.

En esa parroquia, el Judas es El Mentiroso. “Son 72 años dándole durísimo aquí. No le damos connotación política, cada quien que queme su mentiroso este año, que cada quien configure el mentiroso que va a quemar y que lo queme. Un acaparador miente porque no saca la mercancía, un especulador, de repente un político miente porque le convienen los votos, ya está bueno de la mentira, la verdad siempre va a prevalecer”, expresó.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.