Juventud / Nacionales

1.ago.2013 / 04:35 am / Haga un comentario

Imagen de previsualización de YouTubePrensa Correo del Orinoco.- El ministro del Poder Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz de Venezuela, Miguel Rodríguez Torres, señaló que de 2. 5 millones de dólares habría costado el plan de magnicidio contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, organizado en Miami, Panamá y Colombia por la extrema derecha.

La mayor cantidad de este monto sería destinado a la compra de armas y logística en Venezuela. El titular de seguridad dio a conocer que en las reuniones previas participaron diversos personajes como “René” y Orlando Seone, quien contactaría a Roberto Frómeta, líder del grupo terrorista F4, autor confeso de acciones terroristas contra Cuba, radicado en Miami.

 SECUENCIA DE LAS ACCIONES

De acuerdo a la secuencia de acciones que fueron detectadas, detalló que el 4 de abril el Gobierno recibe información sobre la creación de un plan de acciones violentas antes de las elecciones del 14 de abril y desestabilizar el proceso electoral; sin embargo, no lograron el objetivo.

Denunció que se acordó contactar a la derecha venezolana para mejorar las condiciones de su llegada a los comicios presidenciales. “De eso vimos nosotros algunos destellos en Venezuela de acciones desestabilizadoras previo a las elecciones, movilizaciones, protestas”, dijo.

Rodríguez Torres destacó que este sector de la oligarquía del país, que ha participado en esta alianza que busca acabar con la vida del Presidente, está identificada, pues es la misma del paro petrolero, el golpe contra el presidente Hugo Chávez, los actos de la de Plaza Altamira, entre otros acontecimientos contra la Revolución Bolivariana.

“Aquí hay un sector muy radical de la derecha que hemos mantenido siempre monitoreado, cercano, no podemos hasta este momento señalarlos como involucrados en eso, pero nosotros sabemos que tienen estrechas relaciones con Álvaro Uribe, entre esos está (Henrique) Capriles, él es amigo de Álvaro Uribe”, indicó.

Para el 29 de abril se idearon hechos subvesivos en Venezuela desde Colombia, con elementos ligados a Uribe, paramilitares que pretendían pasar al país.

Asimismo, el 8 de mayo se pensaban derrotar el nuevo Gobierno; no obstante, ante el cariño que el pueblo y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) manifiesta al mandatario, comienzan orquestarse el magnicidio.

Venezuela logró desmontar la operación para ejecutar el atentado contra el jefe de Estado que se ejecutaría el 24 de julio, con la incursión de más de 400 hombres a Venezuela por el estado Zulia, aprovechando que sería un día histórico, en el que el Presidente se expone durante toda la jornada en diferentes lugares previamente conocidos.

Precisó que la derecha supo que había fuga de información, dadas las declaraciones que en su momento hicieron el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello y el canciller venezolano Elías Jaua.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.